¿CÓMO ERES, DIOS?

 

 

¡DIOS!

¡CÓMO ERES!

 

 

 

 

 

 

 

 

José María Rueda Alcántara, S.I.

 

 



 

Ad Maiorem Dei Gloriam