Página de recibimiento
Mi biografía
Adquisición de libros
Críticas y recensiones

LOS LIBROS

v     «El Buen Samaritano»

v     «Convivencias cristianas para profesores»

v     «Ejercicios de fin de semana»

v     «Oraciones para rezar quien no sabe»

v     «Convivencias cristianas para jóvenes»

v      «¿Cómo eres, Dios? ¡Dios, cómo eres!»

v     «¿Qué te pasó, Jesús?»

Se pueden adquirir

v     en las librerías religiosas

v     en la Editorial «Central Catequética Salesiana» (C/ Alcalá, 166 - 28028. Madrid)

v     en http://www.editorialccs.com/ Para adquirir los libros editados por la Editorial "Central Catequética Salesiana" puede usted presionar aquí. Haciendo clic en "Buscador" y escribiendo en "Autor" "Rueda Alcántara" encontrará los libros publicados por esta editorial y podrá adquirirlos.

Estos otros libros

¿Cómo eres, Dios? ¡Dios! ¡Cómo eres! 
¿Qué te pasó, Jesús? - Vía Crucis y Gloria 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 1er día: Esperanza 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 2° día: Cordialidad 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 3er día: Aceptación 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 4° día: Adhesión 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 5° día: Jesús vs Satanás 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 6° día: Encuentro
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 7° día: Superación 
A solas con Dios - Ejercicios espirituales en ocho sesiones - 8° día: Amor 
Convivencias cristianas para jóvenes de 16 a 20 años, más o menos 
Convivencias cristianas para profesores 
Pasaron de largo ¿Nos falta sensibilidad? 
Tres días para la Eucaristía - ¿Para qué vamos a Misa? 
 

han sido editados por la Editorial «El Aleph», (C/ Juramento, 1805 — Buenos Aires, Argentina)

Se pueden obtener

v     en http://www.elaleph.com/ Al entrar en la página de la editorial "El Aleph" presionando aquí encontrará usted arriba a la derecha: "BUSCADOR". Si escribe usted allí "Rueda Alcántara" y hace clic encontrará las obras mencionadas y presionando sobre cada una de ellas las puede obtener.

v     en «Publidisa», C/ San Florencio, 2 — 41018 Sevilla (España). 

Editados por Editorial AGAPE, Av. San Martín, 6963 – Buenos Aires (Argentina)

«Convivencias cristianas para jóvenes»

«Convivencias cristianas para profesores»


Editados por Editorial Hanne, Alvarado, 2049 – SALTA (Argentina)

«Via Crucis»

«Comentario a la Encíclica “Spe salvi” de Benedicto XVI»

«Bagatelas»

«Dichos y Hechos a la muerte del Señor»


BAGATELAS

La palabra bagatela surge del italiano bagatella, que significa juego de manos; sin embargo las explicaciones sobre esta palabra en diccionarios y enciclopedias son muy variadas, viniendo a coincidir en que una bagatela suele ser algo de no excesiva importancia, de poca significación. Aparece en el Quijote[1]:

«Él y Sancho, con otros dos criados que don Antonio le dio, salieron a pasearse. Sucedió, pues, que, yendo por una calle, alzó los ojos don Quijote, y vio escrito sobre una puerta, con letras muy grandes: Aquí se imprimen libros; de lo que se contentó mucho, porque hasta entonces no había visto emprenta alguna, y deseaba saber cómo fuese. Entró dentro, con todo su acompañamiento, y vio tirar en una parte, corregir en otra, componer en esta, enmendar en aquella, y finalmente toda aquella máquina que en las emprentas grandes se muestra. Llegábase don Quijote a un cajón y preguntaba qué era aquello que allí se hacía; dábanle cuenta los oficiales, admirábase y pasaba adelante. Llegó en otras a uno, y preguntóle qué era lo que hacía. El oficial le respondió:

― Señor, este caballero que aquí está –y enseñóle a un hombre de muy buen talle y parecer y de alguna gravedad– ha traducido un libro toscano en nuestra lengua castellana, y estoyle yo componiendo, para darle a la estampa.

― ¿Qué título tiene el libro? –preguntó don Quijote.

A lo que el autor respondió:

― Señor, el libro, en toscano, se llama Le bagatele.

― Y ¿qué responde le bagatele en nuestro castellano? –preguntó don Quijote.

― Le bagatele –dijo el autor– es como si en castellano dijésemos los juguetes; y aunque este libro es en el nombre humilde, contiene y encierra en sí cosas muy buenas y sustanciales».

Encontrarás, amable lector, en este libro los artículos publicados cada mes en «abc_Revista». Quisiera que cada uno de los pequeños artículos que contiene este libro fuese como una bagatela: cosa pequeña, sin gran importancia, pero he procurado al escribirlo que cada artículo encierre en sí, como se dice en el trozo del Quijote que copio, cosa buena y sustancial a pesar de su humilde nombre y diminuto tamaño. Las cosas menudas, si son buenas, a veces producen grandes efectos. Y como decía aquel jesuita famoso: «Lo bueno, si breve, dos veces bueno; y aun lo malo, si poco, no tan malo»[2].

Hay lectores que echan en falta tiempo libre para reflexionar suavemente con paz y personalidad, sobre lo que se lee. Hay libros gruesos en que la pasión inmoderada de conocer más, de avanzar en la idea que ha movido a la expresión de una obra tan grande, anima al lector a adelantarse sin parar a gustar y saborear. Aquí hemos procurado dar facilidades para saborear de a poco. El lector que quiera dejarse llevar de la velocidad puede hacerlo y pronto llegará al final. Si se lee despacio y después el lector quiere pensar por su cuenta sobre el tema que se aborda, encontrará que antes de advertirlo está dialogando, penetrando en cosas importantes que ayudan a ser mejor persona. Y eso a pesar de haber comenzado con una bagatela.


[1] Miguel de Cervantes, Vida del ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, Parte II, Cap. LXII.

[2] Baltasar Gracián (1601-1658), Oráculo manual y arte de prudencia, 105, Obras completas, Ed. Aguilar, Madrid, 1967 pág. 181,


LA FE ES UN ANTICIPO

¿Qué es lo más humano: dominar y avasallar, como ha sostenido siempre la moral de los dominadores de todas las épocas, o bien, la igualdad y la fraternidad? ¿Qué razón hay para que no sea verdaderamente humano y lo mejor gozar y consumir todo lo que se pueda?. Para fundamentar una ética puramente humanista se suele recurrir a la normas dadas democráticamente. Pero es francamente difícil justificar las normas de un modo puramente racional. Además de la enorme dificultad para hallar un consenso sobre la ética de qué es una muerte digna o una interrupción del embarazo, la verdad no depende de la mitad más uno, ni de los que ostentan provisionalmente el poder. ¿Cómo demostrar que debo amar y no odiar? La ética ha sido tremendamente plural en la historia y en el mundo. Sin la exigencia de un valor absoluto y no condicionado difícilmente se podrá encontrar respuesta satisfactoria.
Pretendemos en este libro hallar el fundamento de un valor absoluto que dé solidez a lo ético, a la convivencia, a la solidaridad. Un camino abierto, capaz de ser recorrido por todos, los creyentes y los agnósticos, los indiferentes y los entusiastas de la vida, los deprimidos y los optimistas. No se trata de esperar. El anticipo ya está a nuestro alcance.

Aumentar la foto del libro

1. ESPERANZA

Este primer volumen de «A solas con Dios» corresponde a la noche de entrada y a la primera sesión o el primer día de Ejercicios. Iniciamos con esperanza esta experiencia deseando alcanzar algo concreto para que nuestra vida mejore. La esperanza es esa hermosa virtud teologal por la que confiamos en que Dios nos dé los bienes prometidos y nosotros confiamos conseguirlos. Pero habrá que empezar por cuidar nuestro estado de ánimo para gozar en la misma espera. Nuestra esperanza no es carencia. Durante su trayecto a la prisión, un cardenal vietnamita, que iba a permanecer 13 años, de 1975 a 1988, en un «campo de reeducación», recordaba cómo otro cautivo durante doce años, dijo cuando fue liberado: «He pasado la mitad de mi vida esperando». Y dejó esto escrito: «Es una gran verdad: todos los prisioneros, incluido yo mismo, esperan cada minuto su liberación. Pero después decidí: ‘Yo no esperaré. Voy a vivir el momento presente colmándolo de amor’. No es una inspiración improvisada, sino una convicción que he madurado durante toda la vida. Si me paso el tiempo esperando, quizás las cosas que espero nunca lleguen. Lo único que con seguridad me llegará será la muerte».  (F.X. Nguyen van Thuan, Cinco panes y dos peces, Ed. Ciudad Nueva, pág. 16).

En «A solas con Dios» no nos pasamos la vida esperando. Vivimos el presente y llenamos la vida de esperanza y la esperanza de gozo.

Aumentar la foto del libro

2.- CORDIALIDAD

Este segundo volumen de «A solas con Dios» es la segunda sesión de los «Ejercicios Espirituales en ocho sesiones» y corresponde al segundo día de Ejercicios cuando éstos se van a hacer en ocho días, aunque se pueden hacer de muy diversas formas. Entre las verdades elementales que reclaman nuestra atención en los comienzos está el uso debido de las criaturas. La norma del «tanto cuanto», que en tantas ocasiones ha sido considerada con cierta frialdad y antipatía, pretendemos exponerla desde un punto de vista positivo y agradable: las criaturas no son obstáculo, sino medio privilegiado para pasar de siervos a administradores y de administradores a amigos de Dios. Todo ello imprescindible para establecer la Alianza. Todo se conduce por el camino de lo afectivo y afectuoso, pues el Señor está cordial con nosotros, nos trata con afecto y está contento de nosotros. Ayuda a completar el tema la homilía de la liturgia vespertina. Se trabaja en este día también en el conocimiento propio y en la libertad del perdón en relación a los demás.

Aumentar la foto del libro

3.- ACEPTACIÓN

Aceptar es recibir voluntariamente algo que nos dan: un regalo, un encargo, una misión, una responsabilidad. Lo aceptamos porque lo consideramos bueno, satisfactorio. Pero hay que empezar por aceptarse uno a sí mismo como es y a los demás como son. En este tercer volumen se recogen las dos últimas ocasiones en las que se nos dice cómo es Dios, cómo nos acepta a pesar de todo y en cualquier circunstancia de la vida. No se limita a esto la revelación, pues también manifiesta Jesucristo cómo es ordinariamente el hombre y cómo desea que sea el discípulo. La mejor perla de la literatura universal, la parábola del hijo pródigo, se expone con detenimiento; la de los viñadores que reciben todos la misma paga, habiendo trabajado mucho o poco tiempo, tiene una interpretación original y optimista. Se resume de un modo sencillo y a través de unas pocas frases el contenido de los tres primeros días de estos Ejercicios Espirituales en ocho sesiones.

Aumentar la foto del libro

4.- ADHESIÓN

Cuando mostramos nuestra conformidad con alguien, con una conducta, con unos valores o un proyecto, decimos que nos adherimos. Si, además, ayudamos a su realización, nuestra adhesión es mayor. Llegamos a decir que hay gente con una adhesión inquebrantable porque ha polarizado su vida en aquella persona o en aquel proyecto positivo con valores auténticos. Cuando la adhesión es a alguien que nos priva de la libertad caemos en la secta y si nos hace esclavos ya no somos adeptos, sino adictos. En esta cuarta sesión aparece ante nosotros Jesús invitando y pidiendo respuesta en libertad. Quiere adhesiones, pero libres y humanas, sin angustias y con los límites de nuestra capacidad que él admite sin excesivas exigencias. Para él adherirse es afiliarse y afiliarse es vivir como hijo de un Padre común de todos.

Aumentar la foto del libro

5.- JESÚS vs. SATANÁS

Dos partes que emplean sus fuerzas y sus armas en combatir establecen una lucha. Queramos o no, nuestra vida es un combate entre la libertad y la tiranía, el egoísmo y la fraternidad, la indiferencia y el compromiso. Jesús se esforzó por conseguir una humanidad fraterna, libre y de iguales, no de subordinados. Satanás, fuerza del mal, engaña a los hombres con el atractivo del poder y el egoísmo. La lucha prosigue entre los adictos a Jesús y los que se dejan llevar por los valores de este mundo. Jesús no ha dejado «fuera de combate» a Satanás y sus tácticas; prosigue peleando desde la debilidad y el amor por el Reino.

Aumentar la foto del libro

6.- ENCUENTRO

Ver por fin algo o a alguien que se busca, averiguar dónde está. El hombre busca necesariamente la felicidad, lo que dé sentido a su vida y la llene de contenido. A veces encontramos cosas o personas sin buscar, otras veces nos encontramos con otros para gozar de nuestra amistad o familiaridad. Mirándose uno a sí mismo a veces decimos cómo nos encontramos: sin fuerzas para tal empresa, o eufórico, animado y entusiasta. En otras ocasiones confesamos cómo encontramos algo según nuestra apreciación, según el valor que hallamos en ello. El encuentro de Jesús con el hombre es el resultado de una búsqueda, como la del Pastor que busca la oveja hasta que la encuentra, la del que halla un tesoro escondido y se vuelve loco de alegría. Viene Jesús a repetir aquella consoladora frase: «He salido a tu encuentro a buscarte, y te he encontrado» (Prov 7,15).

Aumentar la foto del libro

7.- SUPERACIÓN

Superar es mostrarse superior en una dificultad, en un problema o en una lucha. Cuando no nos detenemos en los obstáculos que realmente existen y al enfrentarnos con ellos los vencemos, hemos mejorado con el rival que nos acompaña siempre: nosotros mismos. El hombre quiere averiguar dónde está la frontera de lo humanamente posible y desplaza esa frontera, como desplaza el horizonte a cada paso que da; el hombre va ampliando sus posibilidades sin cesar. Y al trascenderlas, se trasciende a sí mismo. En los momentos difíciles, en el sufrimiento, la enfermedad, la contradicción, el hombre rivaliza en definitiva consigo mismo; es su propio concurrente. Y se puede demostrar que sólo cuando adopta esta actitud alcanza el máximo de rendimiento. La verdadera competición se da cuando compite contra sí mismo. Sólo cuando adopta esta actitud alcanza el máximo de rendimiento.

Aumentar la foto del libro

8.- AMOR

Ese sentimiento que experimentamos por otra persona y que manifestamos deseando su presencia, alegrándonos con lo que es bueno para ella y sufriendo con lo que es malo, es el objetivo de la octava y última sesión. Es la cumbre a la que puede llegar el ser humano. Hablamos de «amar» y en lenguaje familiar decimos «querer» y, a veces, en vez de «amor» decimos «cariño». Pero cuando hablamos del amor a Dios, al prójimo, a la patria, el término «amor» es ineludible. El amor auténtico es sentimiento y supera al sentimiento. Por el amor deseamos, procuramos y gozamos con el bien de la persona amada. Sentirse amado por Dios es aceptar que Él desea, procura y goza por mi bien, cuando estoy bien y supero el mal.

 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar tamaño

«Oraciones para rezar quien no sabe» Editado también en italiano por la Editorial «Editrice ELLE DI Cl»

Hay oraciones para la mañana y la noche, nacidas de contemplar la Creación. Las hay para la viuda, el divorciado y el anciano. Otras son tradicionales como el Vía-Crucis y, quizás la más original, la del silencio con diversas posturas de las manos.

Editorial CCS
20/12/04

Editorial CCS
01/04/05

     
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Reseña

«¿Cómo eres, Dios? ¡Dios, cómo eres!»

Una falsa imagen de Dios puede hacer mucho daño en la vida del creyente. Siguiendo la indicación del sabio que señala a la luna, no nos quedamos mirando al dedo sino a la imagen de Dios que da Jesucristo.

Editorial Atenas
28/05/98

Editorial Sígueme
01/10/98

Editorial
El Aleph
01/06/06

   
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Reseña

«¿Cómo eres, Dios? ¡Dios, cómo eres!» (IV Edición)

En los últimos dos siglos mucha gente se ha quedado sin Dios por motivos diversos. Los grandes maestros de la sospecha han ejercido mucha influencia en los hombres de hoy. Algunos dejaron de creer, otros purificaron su fe y se dieron cuenta de que la fe no es algo heredado, sino personal.Pretendo con este pequeño libro una contribución a la acción evangelizadora. Pongo la mirada en el Evangelio y pretendo encontrar en él lo que Jesús me dice con unas pocas parábolas acerca de quién es Dios, cómo actúa, cómo vive, qué preocupaciones tiene.

 

 

 

Editorial
CSS
01/01/11
 
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«¿Qué te pasó, Jesús? »

La mitad el libro se ocupa del final de la vida de Jesucristo y la segunda mitad en la Resurrección y apariciones a los suyos. Tanto en una como en otra parte se va buscando el aspecto positivo de una fe vivida.

Editorial CCS
01/03/99

Editorial CCS
01/07/99

Editorial CCS
 01/12/04

Editorial
El Aleph
01/06/06

 
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«Convivencias cristianas para jóvenes»

Es un libro para usar después de leer. Se exponen los métodos y experiencias con jóvenes de 16 a 20 años tratando, a través de la participación activa, de encontrar el sentido de la vida

Editorial CCS 01/03/99

Editorial CCS
01/07/99

Editorial CCS
01/09/00

Editorial CCS
01/02/02

Editorial CCS
01/06/04

 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«Convivencias cristianas para profesores»

Resultado de experiencias tenidas en los cursos de «Formación Permanente del Profesorado» en diversas ocasiones.

Editorial CCS
01/03/99

Editorial CCS
01/07/99

Editorial CCS
01/10/02

   
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«El Buen Samaritano. Meditaciones ante una pintura del 'Codex aureus' y un grabado del siglo XVI»

Es una detallada exposición de la famosa parábola teniendo a la vista las imágenes mencionadas.

Editorial
CCS
01/04/00

       
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«Tres días para la Eucaristía»

Son seis meditaciones sobre la Eucaristía, impartidas muchas veces. El Autor medita sobre la Eucaristía como comida, presencia, sacrificio, consagración, y memorial.

Editorial
El Aleph
01/06/06

       
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«Pasaron de largo»

Una exposición bastante exhaustiva del amor al prójimo tal y como lo expone Jesús de Nazaret en diversas ocasiones, especialmente en la parábola de «El Buen Samaritano»

Editorial
El Aleph
01/06/06

       
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«Ejercicios Espirituales de fin de semana»

No todo el mundo puede dedicar un mes seguido a hacer un retiro ignaciano. Hacerlo en un fin de semana puede ser algo importante.

Editorial CCS
01/04/01

Editorial CCS
01/12/01

     
 

Libro

1ª Edición

2ª Edición

3ª Edición

4ª Edición


Edición

Agrandar imagen

«Vía Crucis»

La narración del final de tu vida, Jesús, aparece a nuestros ojos como una historia de sucesos en que se precipitan los acontecimientos uno sobre otro, se amontonan irremediablemente, sin ninguna esperanza de que alguien pueda desviar la historia con un indulto de última hora, una revisión del proceso o una apelación de la defensa a un tribunal superior.

 

Sabemos que los hechos inmediatos a tu muerte comenzaron con el prendimiento. Pero también sabemos que más allá de los acontecimientos históricos, más allá de las escenas que la cámara pudiera recoger en el tiempo y en el espacio, hay un comienzo profundo, entre místico y psicológico, humano y arriesgado: el momento en que diste el paso tomando una decisión. Cuando en el desierto decidiste no usar más que el amor, la pobreza y la autenticidad. Entonces emprendiste un camino en el que todo presagiaba que tenías que terminar en la cruz. Como hombre, tenías que morir, Jesús. El morir es una experiencia humana. Pero no es lo mismo para nuestra fe que murieras de infarto, cáncer o accidente. O que murieras en la cruz.